Polimenorrea: síntomas, causas y tratamientos

por | 9 octubre, 2018

QUE ES LA POLIMENORREA

La polimenorrea es una alteración del ciclo menstrual en la que la menstruación tiene lugar en periodos más cortos de lo normal y intermitentes.

Es una alteración común que para ser considerada enfermedad ha de prolongarse en el tiempo por más de 5 a 8 periodos menstruales

No todas las mujeres tienen un ciclo menstrual que funciona como un reloj, con precisión y casi diríase que con puntualidad en la fecha de aparición de la regla, a lo que hay que sumar las dolencias típicas de los días previos a la menstruación (síndrome premestrual). Sin embargo, en algunos casos, la irregularidad es la principal característica del ciclo, como en el caso de la oligomenorrea, hipermenorrea, menorragia, metrorragia (sangrado irregular) o polimenorrea. Precisamente nos vamos a detener en este último tipo de alteración menstrual, la polimenorrea, también denominada proiomenorrea o ciclos acortados, ya que los intervalos menstruales son inferiores a 25 días (o el sangrado se adelanta más de cinco días respecto al mes anterior).

Los términos polimenorrea y proiomenorrea se utilizan, actualmente, para definir aquellas alteraciones menstruales que cursan con un intervalo, entre dos menstruaciones, inferior a veinticinco días. Ambos términos en origen definían conceptos diferentes. El término “proiomenorrea” se reservaba para definir el “acortamiento del intervalo menstrual”, mientras que el de “polimenorrea” expresaba el “exceso de duración del número de días de sangrado menstrual”. Sin embargo, el empleo en los países anglosajones del término “polymenorrhea” para referirse al acortamiento del tiempo entre dos menstruaciones, hizo que en los países hispanoparlantes, polimenorrea se hiciera sinónimo de proiomenorrea y, éste último, se abandonase. Aunque actualmente pueden emplearse ambos términos como sinónimos, para evitar equívocos se tiende a emplear “acortamiento del ciclo” para definir este tipo de alteración menstrual por exceso.

CAUSAS DE LA POLIMENORREA

Polimenorrea: causas
Todas las mujeres, en algún momento de su vida, han tenido alguna alteración del ciclo menstrual (la regla se adelanta o se retrasa, por ejemplo, por estrés). Sin embargo, si las irregularidades del ciclo menstrual se mantienen a lo largo de los meses siguientes, es aconsejable consultar al médico para certificar la causa exacta que las provoca y cuál es el tratamiento más adecuado a seguir.

En el caso de la polimenorrea, la menstruación se adelanta, y aunque puede generar cierta preocupación en la mujer, se trata de una alteración bastante frecuencia. De hecho, cuando se trata de una irregularidad aislada –no se repite en ciclos posteriores- puede producirse por fatiga o por estrés. El estrés físico o emocional pueden provocar desequilibrios hormonales. No obstante, conviene vigilar la irregularidad de los ciclos, ya que si se repite puede provocar anemia por pérdida de hierro. En principio, la polimenorrea no se relaciona con los problemas de fertilidad.

Una de las causas que explican la polimenorrea es la insuficiencia lútea, o producción insuficiente de progesterona en la segunda mitad del ciclo menstrual. En este caso, se puede tratar administrando progestina o tomando la píldora anticonceptiva. Otras de las casusas más comunes son la sobreproducción de prolactina o alteraciones de la tiroides. En este caso, el ginecólogo y endocrinólogo pueden administrar un tratamiento hormonal para solventar el problema.

La polimenorrea también puede ser un síntoma de otro problema ginecológico, la endometriosis, o crecimiento anormal de las células del endometrio en la parte exterior del útero. Al adherirse a los ovarios o a las trompas de Falopio pueden provocar lesiones. Generalmente, en estos casos, las reglas irregulares llegan acompañadas de dolor e, incluso, sangrado entre los periodos.

La polimenorrea también es frecuente durante la etapa previa a la menopausia, etapa en la que el cuerpo de la mujer comienza a experimentar notables desequilibrios de las hormonas, entre ellos, las irregularidades menstruales.

CONSECUENCIAS DE SUFRIR POLIMENORREA

Polimenorrea: tratamiento y remedios naturales
En los casos de insuficiencia lútea, por lo general, el médico prescribirá la administración (vía oral o vaginal) de progesterona en días concretos durante el ciclo menstrual para compensar la falta de producción. Si, por el contrario, la alteración del ciclo menstrual se relaciona con una duración más corta de la fase de ovulación, entonces lo más común es aplicar un tratamiento de estrógeno y progestina. También resulta eficaz en el caso de muchas mujeres tomar la píldora anticonceptiva.

Entre los remedios naturales podemos destacar la toma de infusión de muérdago (ayuda a regular la menstruación), la bolsa de pastor (mitiga los dolores y síntomas) o la artemisa (regula el ciclo menstrual y alivia los dolores), dos veces al día después de las comidas durante uno o dos meses.

 

Muchas mujeres padecen de alteraciones en el ciclo menstrual, siendo uno de estos la polimenorrea. El cual consiste en un trastorno menstrual caracterizado por un sangrado irregular, en el que la mujer tiene períodos demasiado frecuentes debido a que su ciclo dura menos de 21 días. Para considerarse esta enfermedad, es necesario que todos los ciclos menstruales de la mujer sean breves, ya que la polimenorrea es a largo plazo. Debido a la pérdida abundante de sangre que ocasiona la polimenorrea, es frecuente que quienes la padecen experimenten fatiga y cansancio la mayor parte del tiempo, además de anemia por el déficit de hierro. El hecho de tener un sangrado menstrual irregular, altera también su vida cotidiana, repercutiendo incluso en su sexualidad y calidad de vida. El diagnóstico de la polimenorrea es posible luego de analizar el patrón del ciclo menstrual y de observar ciertas analíticas como de la temperatura basal, la progesterona plasmática y una biopsia de endometrio. Una vez detectado el trastorno, el especialista indicará el tratamiento atendiendo al origen del desorden menstrual o lo que lo provoca. La polimenorrea es mucho más común de lo que se piensa. Sin embargo, solo cuando la mujer realmente conoce su cuerpo y su ciclo menstrual, es capaz de identificar con prontitud cualquier anomalía que indique un problema de salud, evitando así complicaciones que atenten contra su bienestar general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *