Metrorragia: definición, causas y tratamiento

La metrorragia, ahora comúnmente llamada sangrado intermenstrual, es el sangrado vaginal que ocurre a intervalos irregulares no asociados con el ciclo menstrual. Aunque la sangre proviene del útero como lo hace durante la menstruación, el sangrado no representa un período normal.

Un ejemplo de esto es la Oligomenorrea.

Existen varias causas de metrorragia, algunas de las cuales son inofensivas. En otros casos, la metrorragia puede ser un signo de una afección más grave. Es importante que las conozcas pero no te alarmes.

ATENCION: Esta información esta proporcionada por Ciclomenstrual.info y no tiene intención de reemplazar el consejo de tu medico o proveedor de salud. Por favor consulte con su medico  para un diagnostico especifico y personalizado. Este documento se revisó por última vez el  08/08/2019

Síntomas

Cuando el sangrado ocurre fuera del tiempo esperado del ciclo menstrual, a veces se le llama sangrado uterino anormal o disfuncional.

Algunas personas que menstrúan regularmente experimentan sangrado leve o manchan en varios momentos a lo largo de su ciclo, especialmente en la ovulación. En estos casos, los síntomas son una leve molestia y manchas de sangre a mitad del ciclo, en muchas personas estos síntomas son normales y no deben de ser motivo de preocupación.

Sin embargo, si usted no ha experimentado estos síntomas en el pasado pero repentinamente comienza a tenerlos, su médico le puede ayudar a determinar la causa.

Algunas veces el sangrado parece seguir un patrón y puede sentirse como si estuviera teniendo «un segundo período» en otro momento del mes. En otros casos, el sangrado es completamente aleatorio e impredecible.

Cuando el sangrado ocurre puede ser indoloro o puede experimentar calambres y otros síntomas asociados con su período, como hinchazón.
El sangrado intermenstrual suele ser leve, pero también puede ser bastante intenso. En algunos casos, puede ser incluso más pesado que su período regular.

El color de la sangre puede variar del marrón oscuro al rojo y al rosa claro. Algunas personas pueden ver coágulos o moco en la ropa interior o cuando se limpian.
Dígale a su médico acerca de las características del sangrado, así como su duración. Esta información puede ayudarles a identificar una causa.

Causas

Existen muchas causas potenciales para la metrorragia, aunque en la mayoría de los casos los niveles hormonales juegan un papel clave.
Durante un período menstrual regular, los cambios hormonales dirigen el revestimiento del útero para que se acumule en preparación para recibir y nutrir un óvulo fertilizado. Si esto no ocurre, el revestimiento se desprende y pasa a través de la vagina.

Cuando una persona experimenta sangrado uterino disfuncional, el revestimiento se desprende en otro punto del ciclo. Las interrupciones en el funcionamiento normal de las hormonas que dirigen el proceso pueden ser causadas por una variedad de fuentes. Algunas, aunque molestos, son inofensivos, no duran mucho y pueden ser tratados fácilmente. Estos son los más comunes:


Menarquia y Menopausia
Cuando una persona joven comienza a tener su ciclo menstrual por primera vez, no es inusual que los ciclos sean erráticos. Esto puede incluir el manchado que ocurre en varios momentos a lo largo del ciclo. Por lo general, esto se resuelve a medida que avanza la adolescencia y las hormonas se estabilizan.
Este tipo de sangrado impredecible, irregular, también puede ocurrir en el otro extremo de la vida reproductiva de una persona cuando comienza la transición a la menopausia.

Estrés
A lo largo de la vida de una persona, las interrupciones del ciclo menstrual pueden ocurrir durante momentos de estrés emocional y físico, como después de comenzar un nuevo trabajo, irse a vivir a otro lugar, rupturas amorosas etc.

Fármacos anticonceptivos y otros medicamentos
Una persona también puede experimentar sangrado anormal o inesperado si comienza o deja de usar un método anticonceptivo hormonal, como la píldora. El uso irregular de la anticoncepción hormonal también puede causar patrones anormales de sangrado que generalmente se resuelven una vez que el uso se vuelve consistente o una persona cambia a otro método anticonceptivo que funciona mejor para ella.

Otros medicamentos que pueden causar sangrado uterino disfuncional incluyen inyecciones de Depo-Provera, anticoagulantes como la warfarina y la aspirina, y suplementos como el ginseng.

Mala Alimentación
El sangrado uterino anormal e incluso el cese completo del ciclo menstrual puede ocurrir cuando alguien está desnutrido y/o con peso insuficiente por mala alimentación. Esto puede incluir a personas que restringen ciertos grupos de alimentos, como en la dieta Atkins o Keto.

Una persona que está por debajo de su peso puede no estar ovulando a mitad de ciclo. Los ciclos anovulatorios son una causa común de sangrado menstrual irregular. Estas interrupciones de la ovulación normal pueden ocurrir cuando se interrumpe el equilibrio hormonal en el cuerpo, lo cual puede ser causado por razones que no sean el peso o el porcentaje de grasa corporal de una persona.

Tratamientos de fertilidad
Las personas que se someten a tratamientos de fertilidad a menudo experimentan síntomas relacionados con la menstruación, incluyendo sangrado en momentos inesperados durante su ciclo, sangrado más o menos de lo normal, o tener síntomas premenstruales.

Condiciones de salud subyacentes y otras causas

La metrorragia también puede ser causada por alguna otra patología o trastornos menstruales. Aunque algunas de las afecciones se consideran benignas, otras pueden tener consecuencias graves si no se tratan.

La metrorragia puede ocurrir en personas con:

  • Inflamación uterina (endometritis)
  • Inflamación cervical (cervicitis)
  • Inflamación vaginal (vaginitis)
  • Enfermedad inflamatoria pélvica
  • Infecciones de transmisión sexual
  • Endometriosis
  • Síndrome de ovario poliquístico (SOPQ)
  • Adenomiosis
  • Quistes ováricos
  • Torsión de las trompas de Falopio
  • Miomas o pólipos uterinos
  • Enfermedad de la tiroides
  • Condiciones que afectan la glándula pituitaria y/o las glándulas suprarrenales
  • Trastornos de coagulación como la enfermedad de Von Willebrand
  • Trastornos hemorrágicos asociados con la leucemia
  • Trastornos de la estructura, tamaño o posición del útero (como un útero agrandado o retrovertido)


Aunque muchos cánceres del sistema reproductivo tienen pocos signos y síntomas, o ninguno, en las primeras etapas, el sangrado uterino anormal puede ser uno de ellos. Es especialmente importante tomar nota del sangrado vaginal anormal si usted ya no tiene períodos y ha entrado en la menopausia.

Embarazo

El sangrado o manchado vaginal inesperado también puede ser un signo temprano de embarazo. Si usted experimenta metrorragia y piensa que podría estar embarazada, consulte a su médico. En casos raros, puede ocurrir un embarazo ectópico.

Diagnóstico

Si usted está experimentando sangrado vaginal anormal, su médico comenzará por hacerle preguntas sobre su salud general, particularmente sobre su ciclo menstrual y su actividad sexual. También pueden preguntarle sobre la salud de los miembros de su familia; por ejemplo, si su madre o hermana ha sido diagnosticada con endometriosis, fibromas uterinos o cáncer reproductivo.

Lo más probable es que su médico de cabecera lo remita a un profesional de la salud reproductiva, generalmente un ginecólogo. Este tipo de médico está especialmente educado y capacitado en condiciones de salud reproductiva. Si está embarazada, también necesitará ver a un obstetra.

Es probable que le hagan preguntas sobre el sangrado, tales como:
-Cuándo comenzó el sangrado
-Cuánto tiempo dura
-Su historia sexual
-Si alguna vez ha estado embarazada y ha dado a luz


Ellos pueden revisar cualquier otra condición médica que usted tenga o haya tenido en el pasado, así como cualquier medicamento o suplemento que usted esté tomando.

Examen Físico
Cuando usted está en el consultorio, es posible que le hagan un examen físico. Durante el examen físico, se le solicitará que se ponga una bata, se coloque sobre la mesa de examen y coloque los pies en estribos. El médico puede escuchar su corazón con un estetoscopio, así como su abdomen. Pueden usar sus manos para palpar su abdomen y pelvis. Si experimenta algún dolor durante este examen, hágaselo saber.

El médico también puede realizar un examen rectovaginal. Usando un guante lubricado, colocarán un dedo dentro del recto y la vagina. Esto les ayuda a detectar cualquier anormalidad.
También se puede realizar un examen vaginal, en el que se utiliza un espéculo para ayudarles a ver el interior del canal vaginal hasta el cuello uterino. Con frecuencia, el médico usará un hisopo largo para tomar una muestra para la prueba.

Aunque estos exámenes pueden causar una ligera molestia, por lo general no tardan mucho.
Si se siente incómodo física o emocionalmente durante el examen, puede decirle a su médico o a la enfermera que lo asiste que debe hacer una pausa o detenerse.

Laboratorios y pruebas
El médico puede querer hacer algunos otros tipos de exámenes para ayudar a determinar la causa de la metrorragia. Por lo general, comienzan con pruebas menos invasivas y sólo pasan a intervenciones como la cirugía si creen que será necesario diagnosticar y tratar correctamente la causa de la hemorragia.
Los exámenes que el médico puede ordenar si usted está experimentando metrorragia abarcan:

-Análisis de sangre para verificar si hay trastornos que causan sangrado, deficiencias nutricionales, infecciones, marcadores de inflamación y otros hallazgos
– Exámenes para verificar los niveles hormonales y la función tiroidea
– Muestras de orina para verificar si hay embarazo, infección o enfermedades de transmisión sexual
– Ecografías del abdomen y la pelvis, incluyendo ecografías transvaginales
– Tomografías computarizadas o resonancias magnéticas
Frotis de Papanicolaou para detectar cáncer de cuello uterino
– Otras biopsias de tejido para buscar otros tipos de cáncer
– Cirugía (laparoscopia o laparotomía)

Tratamiento

El tratamiento de la menorragia será específico para su causa, así como para las necesidades individuales del paciente. Algunos tratamientos serán más seguros y efectivos que otros. Por ejemplo, mientras que la anticoncepción hormonal puede usarse para tratar el sangrado uterino anormal, las píldoras anticonceptivas pueden no ser apropiadas para una persona con antecedentes de coágulos sanguíneos.
Una vez que su médico haya descubierto por qué está experimentando la menorragia, puede ayudarle a decidir cuál es la mejor manera de tratarla.

Cambios en el Estilo de Vida
En algunos casos, la afección puede ser temporal y responder a los cambios en su estilo de vida. Por ejemplo, usted puede tratar el malestar con analgésicos de venta libre (como paracetamol) mientras trabaja para reducir el estrés o para volver a la rutina después de las vacaciones. Si usted está por debajo de su peso, puede notar que sus síntomas mejoran cuando comienza a recuperar el peso.

Terapia hormonal
Algunas personas deciden usar diferentes tipos de terapia hormonal, especialmente progestina, para tratar el sangrado anormal. Estos pueden incluir píldoras anticonceptivas, DIU, parches de estrógeno y otras opciones. También se puede prescribir otra forma de terapia llamada agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH).

Sin embargo, estos medicamentos sólo se pueden usar a corto plazo y pueden tener muchos efectos secundarios.
Si usted no es sexualmente activa o nunca ha tenido relaciones sexuales, todavía puede usar métodos hormonales para tratar problemas con su ciclo menstrual. Su médico le ayudará a decidir cuál es el mejor para usted.


Dilatación y raspado
Se pueden recomendar procedimientos como la dilatación y el legrado (D & C) si usted tiene sangrado profuso que esté causando otros problemas, como anemia. Usted no necesariamente necesita ir al hospital para un D&C-el procedimiento a menudo se puede hacer en el consultorio de un médico o en una clínica de salud reproductiva.

Aunque el D&C no es una cirugía per se, típicamente se realiza mientras usted está bajo anestesia. Aunque puede ser útil para averiguar por qué está sangrando anormalmente, los procedimientos de D&C no resuelven el problema indefinidamente. También son más invasivas que otras opciones y conllevan sus propios riesgos. Su médico le ayudará a decidir si es la opción apropiada para usted.

Tratamiento de las Condiciones Subyacentes de Salud
Si la menorragia es causada por otra enfermedad, es importante que se diagnostique y trate adecuadamente. Es posible que necesite ver a otro tipo de médico o con varios médicos que trabajarán juntos para elaborar un plan de atención médica.

Las infecciones de transmisión sexual a menudo se pueden tratar con medicamentos, como antibióticos. Si te diagnostican una ETS, es importante que notifiques a cualquier pareja sexual que hayas tenido y que practiques el sexo seguro.
Para afecciones que afectan otra parte del cuerpo, como la tiroides o los trastornos sanguíneos, es probable que necesite trabajar con un especialista para el tratamiento. Una vez que usted aborda la enfermedad subyacente que está causando sus síntomas, la menorragia por lo general se resuelve.


Si se le diagnostica una afección más grave, deberá trabajar con un equipo de médicos que le ayudarán a decidir el tratamiento. La cirugía puede ser necesaria, especialmente para afecciones como endometriosis, tumores fibroides y cánceres reproductivos que generalmente requieren cirugía especializada.


Si usted recibe un diagnóstico de cáncer, trabajará con un equipo de médicos y cirujanos para encontrar un tratamiento. Esto puede incluir quimioterapia y radiación, medicamentos y cirugías. En algunos casos, su médico puede recomendarle que se someta a una histerectomía parcial o completa.

ATENCION: Esta información esta proporcionada por Ciclomenstrual.info y no tiene intención de reemplazar el consejo de tu medico o proveedor de salud. Por favor consulte con su medico  para un diagnostico especifico y personalizado. Este documento se revisó por última vez el  07/13/2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *